marquesa1Historia de la fundación

del Monasterio de la Resurrección

de Zaragoza


     En el año 1300 Doña Marquesa Gil de Rada, viuda del primer Señor de Híjar, inicia la vida comunitaria con otras mujeres en la Villa Vieja de Híjar viculándose a la comunidad de Canónigos del Santo Sepulcro de Calatayud.

   En 1304 la comunidad se traslada a Zaragoza a unas casas situadas junto a la muralla romana de la ciudad.

 

     La fundación canónica del monasterio tiene lugar el 13 de mayo de 1306, cuando las religiosas que integran la comunidad prestan obediencia ante fray Bernardo, Prior de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, y se someten a la regla y costumbres de la Orden, comprometiéndose a seguir la liturgia de Jerusalén, siendo testigos otros miembros de la Orden , entre los que se cita a Pedro de Lacería, a fray Fernando de Verdejo, Prior de Aragón, y a fray Pedro de Barbastro, prior de Castilla. A este acto de obediencia siguió la confirmación de doña Teresa López de Rada como priora del monasterio, imponiéndole fray Bernardo el anillo distintivo de su autoridad.

Profesamos la Regla y Constituciones tanto presentes como futuras de la Orden Canonical del Santo Sepulcro y según permitan nuestras fuerzas queremos observarlas y con ellas servir a Dios. Se vinculan así a la Orden y a los canónigos de Calatayud.

 

Deseaban vivir en comunidad, celebrar la liturgia y profundizar en la espiritualidad pascual.