Espiritualidad pascual

En la mañana del día de Pascua las mujeres son las primeras que visitaron el sepulcro y fueron enviadas a proclamar la Resurrección del Señor.

La espiritualidad de una Orden religiosa es el desarrollo de un aspecto del Espíritu. En la Orden Canonical del Santo Sepulcro deseamos resaltar el misterio pascual. El misterio Pascual y nuestra participación en él son el corazón de nuestra espiritualidad.

Un Dios muerto y resucitado. Un Dios que asume en si el dolor y la muerte para transformarlo en Vida. No es sólo después, sino también antes de su muerte cuando Jesús, explicando e iluminando, curando y perdonando, provoca la resurrección de muchas personas.

 

El misterio Pascual se realiza en nosotras por el hecho de que la vida no nos es quitada, sino transformada. Este cambio no se realiza de una sola vez con nuestra muerte, sino por cada circunstancia que provoca un cambio. Nosotras queremos estar vigilantes y alertas en el mundo y cerca de la humanidad allí donde está: en el sufrimiento y el gozo, en la búsqueda y la duda, en el trabajo por la justicia y la paz, en el día a día.