Conferencia de prioras de la Asociación de Canonesas del Santo Sepulcro.

En Zaragoza del 2 al 9 de marzo de 2019

Hemos celebrado esta reunión de nuestra Asociación. Han venido hermanas de las distintas comunidades de Bélgica, Inglaterra, Congo y Ruanda. Nos hemos alojado en la Casa de las Hermanas de Santa Ana. El domingo celebramos la Eucaristía en la Iglesia de san Nicolás.

 

fotos durante las jornadas de trabajo en las Anas y en la Eucaristía en san Nicolás

En la Conferencia hemos vivido un momento histórico. La comunidad de Mirhi, en Congo, decidió en Capítulo que era posible que uno de sus grupos de hermanas que viven en la ciudad de Kindu se constituyera como Priorado Autónomo. El Consejo General reunido en Zaragoza apoyó esa decisión. En la Sala Capitular del Monasterio se realizó esta reunión oficial tan importante para la historia de nuestra Asociación: ha sido fundado un nuevo Priorado en África. Para nosotras la celebración fue muy emocionante. En el mismo lugar donde canonesas de distintas generaciones desde el siglo XIV han tomado decisiones: elección de Priora, Consejo, aprobación para la entrada en el noviciado y la profesión solemne… hoy en el siglo XXI celebrábamos la Autonomía de una nueva comunidad de canonesas en el Congo. ¡Qué el Espíritu del Señor bendiga y acompañe a las hermanas que con coraje y esperanza inician esta nueva etapa, personal y comunitaria!

 

fotos en la Sala Capitular del monasterio: firma de la creación del nuevo Priorado de Kindu y las felicitaciones alegres de las representantes de los Priorados de la Asociación.

 

Procesión y oración de vísperas, con un marcado sonido y movimiento africano.

También tuvimos ocasión de participar junto a un grupo de personas vinculadas a la comunidad de Zaragoza en un taller coordinado por Diana de Vallescar, teóloga que actualmente vive en Portugal desarrollando su labor docente. Nos ayudó a profundizar en uno de los temas de nuestro Capítulo General: “Ábrete a la Diversidad por el camino intercultural”.

¡Oh Dios! Has creado a todas las personas a tu imagen.

Te agradecemos por la asombrosa variedad de razas y culturas de este mundo. Enriquece nuestras vidas con círculos de amistad cada vez más amplios, y muéstranos tu presencia en aquellas personas que difieren más de nosotros, hasta que nuestro conocimiento de tu amor se perfeccione en nuestro amor por todas ellas; por tu Hijo, Jesucristo Nuestro Señor. Amen