El monasterio Nevado

28 de febrero 2018

El día 28 de febrero amaneció Zaragoza nevada. Como es poco habitual, mostramos un reportaje fotográfico del monasterio nevado:

Amanece:

La plaza:

El huerto de san Nicolás:

El claustro:

El jardín:

A través de las ventanas:

En el programa Pueblo de Dios de RTVE

11 de marzo de 2018 "El corazón de Zaragoza"

Con este sugerente título "El corazón de Zaragoza" se emitió el pasado 11 de marzo este precioso reportaje que trata sobre el trabajo de Caritas Diocesana de Zaragoza.

A partir del minuto 17:12 hasta el 22:38 sale el proyecto del "Huerto de san Nicolás" y el monasterio.

Se grabó el programa durante la fria mañana del 8 de febrero de 2018.

Se puede ver en este enlace de tve a la carta:

http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/pueblo-de-dios/pueblo-dios-corazon-zaragoza/4515258/?media=tve

Domingos de cuaresma 2018

Alumbrado del tenebrario en la liturgia de la palabra.

Continuamos el camino cuaresmal sintiéndonos vinculados a las generaciones pasadas. Durante los domingos vamos a cantar en gregoriano las partes de la Eucaristía que son respuestas de la asamblea: Kyrie, Sanctus y Agnus Dei. Antes de la Eucaristía lo ensayamos.

 

También vamos a encender de manera ritual el Tenebrario. Es un gran candelabro en forma de triangulo con 15 velas. Se usaba en el oficio de Tinieblas. El Oficio de Tinieblas es la ceremonia litúrgica que llevaba a cabo la Iglesia Católica los días de Miércoles Santo, Jueves y Viernes Santos al caer la tarde. Se trataba del rezo de la Liturgia de las Horas según el antiguo breviario romano.  Al celebrarlo en la entrada a la noche, e ir apagando las velas, todo quedaba en penumbra, en "tinieblas", de ahí su nombre.

Los cirios se iban apagando uno tras otro tras el canto de los salmos para que al final quedase encendido sólo el cirio que más destaca al acercarse la muerte del Redentor.

En su uso litúrgico se apagaba. Nosotros en las Eucaristías de los Domingos lo encenderemos en silencio justo al inicio de la Liturgia de la Palabra. Indicamos así la luz del Señor que nos viene a acompañar y a iluminar con su presencia a lo largo del camino cuaresmal.  Este es mi Hijo amado, ¡Escuchadle!

Inicio de la Cuaresma 2018

13 y 14 de febrero: Martes y Miércoles de Ceniza   

Compartimos la celebración del martes de ceniza:

Durante estos 40 días nos vamos a sentir unidos a otras generaciones que han vivido la cuaresma antes que nosotros. En especial a las canonesas que han formado parte de esta comunidad.

El lema para este año litúrgico de las celebraciones en el monasterio es:

Nuestra historia es una historia de esperanza,

porque DIOS CAMINA CON NOSOTROS

en el sufrimiento, la fragilidad y la incertidumbre.

A pesar de las dificultades seguimos

EN EL CAMINO DE LA ESPERANZA,

en un mundo que se parece a un jardín silvestre.

En tierras devastadas y abandonadas

LA VIDA SE RENUEVA SIN CESAR. Elegimos la vida.

Durante la cuaresma vamos a recordar la historia pasada, lo que vivimos en el presente y nos preparamos para lo que soñamos para el futuro. Y lo hacemos en esta cuaresma poniéndonos a la escucha del Señor en el evangelio de Mateo.

LIMOSNA

Por tanto, cuando hagas limosna, no mandes tocar la trompeta ante ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles para ser honrados por la gente; en verdad os digo que ya han recibido su recompensa.
Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

Ante el altar tenemos un cuenco que se usaba en la lavandería del monasterio, ahí se ha lavado ropa variada. Hoy lo tenemos como símbolo de limpieza, de purificación, de desprendimiento también, dejaremos las ramas de olivo que han sido para nosotros recuerdo del domingo de ramos y también símbolo de protección, ahora las soltamos, las dejaremos queriendo significar que de nuevo nos ponemos en manos del Señor para que Él nos limpie, que sea Él mismo nuestra seguridad. Lo que nos da seguridad se lo ofrecemos. En silencio pensamos que tenemos que dar, que soltar, que tenemos bueno, que tenemos que compartir...

"Dejar/soltar las ramas de olivo"

AYUNO

Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas que desfiguran sus rostros para hacer ver a los hombres que ayunan. En verdad os digo que ya han recibido su paga.
Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no los hombres, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará».

El Señor nos indica cual es el ayuno que quiere. Liberarnos y liberar. De nuevo nos habla de despojarnos de algo, de centrarnos en lo esencial. Debemos descubrir a que nos invita en esta cuaresma, que debemos embellecer de nosotros mismos. Nos vamos a perfumar. Queriendo significar que estamos dispuestos a descubrir en esta cuaresma que es lo que queremos embellecer de nosotros y transmitir, como suave olor de Cristo, como dice el apóstol.

En silencio reflexionamos en que tenemos que cambiar, en que ayunar para ser mejores y más felices

"Nos perfumamos con colonia".

ORACIÓN

Cuando oréis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vean los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa.
Tú, en cambio, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo recompensará.
Se nos invita a orar. A seguir el calendario de  Cuaresma. Vamos en silencio a ver si realmente e interiormente queremos comprometernos a seguir este calendario. Os invitamos a no cogerlo porque sí. A que antes de acercaros entabléis un dialogo con el Señor y os comprometáis con Él mismo a seguir este calendario. Nos tomamos el tiempo que necesitemos. Adquiriendo un compromiso personal ante Dios.

"Tomamos el calendario de cuaresma"

Terminamos la celebración del martes en silencio, y del mismo modo iniciamos la Eucaristía el miércoles de ceniza. Pusimos la ceniza sobre un brasero antiguo de madera usado por la comunidad. Ceniza surgida del fuego, para purificarnos y recordarnos la llamada a creer la Buena noticia y a convertirnos. 


¡Buena cuaresma! ¡Buen camino compartido!

9 y 10 de febrero, 2018.

Taller: ¿Qué persona para qué esperanza?

Por Sergio López Castro, filósofo, teólogo y psicoterapeuta.

Le pedimos a Sergio que nos ayudara a profundizar en la Declaración Final del Capitulo General.

Sergio hizo una comparación de las intuiciones del Poder Positivo del teólogo, sociólogo y activista por la paz, el ruandés Laureen Ntezimana con el filósofo español Josep María Esquirol que habla de la “Resistencia Intima”.

"Pienso en el Poder Positivo como una expresión práctica de las virtudes teologales. En él, la fe se convierte en estabilidad… la esperanza se convierte en energía, en no resignación y en fuerza para vivir… La caridad se convierte en unión, en no exclusión y aceptación inquebrantable de los demás…

Cuando has hecho el esfuerzo por desarrollar el poder Positivo dentro de ti, los tiempos difíciles le dan impulso a tu vida en lugar de detenerte… Hay que tomarse el tiempo de activar el Poder Positivo que Dios nos ha dado a cada uno de nosotros, pero cuya existencia, desafortunadamente, es ignorada por la mayoría de la gente.

Pero ¿qué es el Poder Positivo? Permitidme empezar por describirlo con una frase sencilla: ´Al enfrentarnos a los retos de la vida, manteneos firmes y valientes, sin hacer de una situación difícil vuestro enemigo`. Firmes y valientes son los dos primeros aspectos del Poder Positivo, y no hacer de una situación difícil vuestro enemigo, es el tercer aspecto…" Breve resumen sobre el Poder Positivo de Laurien Ntezimana

“Quien va al desierto no es un desertor… es, sobre todo, un resistente cuya fortaleza proviene de su ser más hondo… Así pues, toda resistencia, y toda resistencia a la actualidad, entraña una esperanza”. J.M. Esquirol.

Motivados y acompañados por estas palabras de Laurien Ntezimana y Josep Maria Esquirol, serena y razonadamente intentamos trazar sendas de esperanza desde lo frágil que somos. Toda una experiencia de vuelta a lo cotidiano y sencillo como mejor ámbito para la esperanza.

Solo en lo cercano y pequeño, donde no son posibles ni las vanas expectativas ni la temeridad, podemos devolvernos la actitud de la espera en tanto confianza y acción amorosa hacia nosotros y hacia los otros.